es ca
900 929 000 (Gratuito)
610 747 474

Informe y control de atmósferas explosivas

 

Para dar cumplimiento con los preceptos específicos del Real decreto 681/2003, de 12 de junio, que regula la protección de la salud y la seguridad laboral ante los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el puesto de trabajo, se tiene que disponer de un informe específico y, por lo tanto, un control de las atmósferas explosivas. Este informe-control puede ser requerido con fecha anterior a cualquier control de la autoridad laboral y tiene que ser actualizado y ajustado a las instalaciones actuales.

En este Real decreto se contemplan una serie de obligaciones del empresario para prevenir las explosiones y proteger a los trabajadores enfrente de estas. El empresario tiene que tomar diferentes medidas de carácter técnico u organizativo -siempre de acuerdo con los principios básicos que tienen que inspirar la acción preventiva- que se combinarán o completarán, cuando sea necesario, con medidas contra la propagación de las explosiones. Aún así, se tendrán que tomar medidas de carácter específico consistentes en la obligación de evaluar los riesgos de explosión, así como la de coordinar cuando en un mismo puesto de trabajo haya trabajadores de varias empresas, además de la obligación de elaborar un documento de protección contra explosiones y de clasificar por zonas las áreas donde se puedan formar atmósferas explosivas. Estas medidas se tienen que revisar periódicamente.

SPASS, es una empresa 100% privada, especializada y acreditada por la autoridad laboral en prevención de Riesgos Laborales y que trabaja para todo tipos de entidades (públicas y privadas) desde el año 2000 con un equipo de unas 80 personas: técnicos en prevención homologados (ingenieros, químicos, biólogos ...), médicos del trabajo, DUE de empresa y una sección de técnicos especialistas en atmósferas explosivas.

Las empresas que dentro de su actividad tengan riesgos derivados de atmósferas explosivas tienen la obligación de seguir los preceptos específicos del Real decreto 681/2003 -de protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de las atmósferas explosivas en el puesto de trabajo- que prevé una serie de obligaciones para el empresario con el fin de prevenir las explosiones y de proteger a los trabajadores. El empresario tiene que tomar diferentes medidas de carácter técnico y organizativo que se combinarán y/o completarán con medidas contra la propagación de las explosiones.

Este sitio web utiliza cookies. Si continua navegando consideraremos que usted está de acuerdo con su uso. Más información sobre cookies