es ca
900 929 000 (Gratuito)
  

Protección de Datos sanciona a LaLiga con 250.000 euros

La aplicación móvil de LaLiga podía activar la geolocalización y el micrófono del smartphone de un muestreo de sus usuarios y espiar así el ambiente para detectar emisiones ilegales de partidos de fútbol en los bares.


24 de Junio, 2019


Protección de Datos sanciona a LaLiga con 250.000 euros

La Agencia Española de Protección de Daros (AEPD) ha sancionado a LaLiga con una multa de 250.000 euros por usar los micrófonos y la geolocalización de los usuarios de aplicación móvil oficial para detectar la emisión ilegal de partidos de fútbol en los bares, según ha desvelado Teknautas tras acceder al veredicto todavía no público de la autoridad nacional.

Hace un año, LaLiga explicó en una nota de prensa que había incluido esta función en su nueva versión de la app, para la que el usuario tiene que dar su consentimiento y que se habían adoptado medidas para proteger la privacidad de los usuarios mientras esta función se mantiene activa.

Según explicó la máxima autoridad del fútbol español la aplicación captaba el código binario del audio del micrófono y lo utilizaba para detectar si el usuario está viendo partidos de fútbol de equipos pertenecientes a LaLiga a través de una emisión ilegal en un lugar público.

Para Joaquín Muñoz, abogado experto en protección de datos de Ontier, la AEPD no ha entendido correctamente la tecnología que está utilizando la app de LaLiga, puesto que se trata de una grabación como tal, sino de la captación de un código binario. "La polémica radica en que Protección de Datos entiende que el fingerprint o digitalprint recoge datos personales, cuando realmente sólo es un audio que entra alterado y que no representa un sonido real. En este caso, la AEPD se equivoca y LaLiga, seguramente, recurrirá la sanción", apunta.

Según explica el letrado, la función antipirateo de la aplicación, que no activaba el micro de todos los usuarios, sino solamente de un muestreo, funcionaba como la famosa aplicación de búsqueda de canciones Shazam, que capta una variación de ondas.

Otro problema que de la aplicación es que ésta no avisaba al usuario cuando se activaba el micrófono de su smartphone, sin embargo, como apunta Muñoz, este aviso sería totalmente innecesario si el audio que capta la aplicación no es real ni significa una recogida de datos personales, como asegura el letrado.

 

Fuente y foto: Expansión




Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si desea continuar navegando es necesario que acepte previamente nuestra política de cookies. Más información en política de cookies